n.º 002                                                                                                           Diciembre 2002

 

“A cada  cual  se  le  otorga  el don de la manifestación
del Espíritu para provecho de todos.”
(1Cor 12,7)

 

Queridísimos hermanos:

Conforme a lo que prometí en mi primera carta, en esta quiero tratar la cuestión del carisma. Evidentemente, no para agotar el tema, pues ríos de tinta ya corren en torno al tema. Y,  en San Pablo, que fue el “inventor” del término, se puede encontrar toda una base teológico-pastoral para una correcta interpretación del concepto y su utilidad como  “don de la manifestación del Espíritu para provecho de todos”, es decir el “carisma”. Siendo así, aquí quiero plantear sólo algunas interrogantes, cuyas respuestas, debidamente aplicadas al MCC, pueden ayudarnos a todos nosotros, responsables del Movimiento en todo el mundo, a descubrir los mejores caminos para una respuesta eficaz a nuestra vocación y misión de evangelizadores. En algunas de las preguntas ya pueden estar implícitas las respuestas:

1.- ¿Es posible hablar de “actualización” del carisma?  Los carismas, otorgados por el Espíritu Santo a una o muchas personas para servir al pueblo de Dios en determinados momentos, o en bien definidas circunstancias históricas, ¿pueden o deben ser “actualizados, en la medida en que los tiempos y las circunstancias ( la cultura) asuman otras características u otras formas?  ¿Los métodos,  expresiones, estrategias, etc. son esenciales en el carisma?  ¿ O son “instrumentos” para concretar las siempre cambiantes situaciones históricas?

2.-  Sin renunciar a sus orígenes, ¿debe el carisma ser repensado considerando las nuevas orientaciones pastorales de la Iglesia Universal, nacional o diocesana?

¿Son más importantes los carismas que las comunidades a las cuales deben servir?

Existen algunos puntos importantes en los cuales pueden encontrarse posibles respuestas. Todos nosotros tenemos la firme convicción de la presencia constante, iluminadora,  inspiradora y transformadora del Espíritu de Dios en la historia.  La afirmación de Jesús no deja margen a la duda: “Cuando venga el Espíritu de la Verdad, los conducirá a la verdad plena...y les anunciará las cosas futuras” (Jn. 16,13). Esta misma certeza se hace presente, cuando, en muchas ocasiones y antes de cada acto importante, invocando la presencia del Espíritu Santo, suplicamos esperanzados: “Envía, Señor, tu Espíritu, para darnos nueva vida. Y renovarás la faz de la Tierra”. De esta manera, parece quedar claro que el Espíritu es siempre el mismo: tanto ayer como hoy y mañana.

Pues bien, cambian los tiempos y las circunstancias. La historia camina y se suceden las culturas. Hombres y mujeres cambian sus mentalidades de acuerdo a nuevas necesidades y presiones. La propia Iglesia nos propone nuevos caminos para el anuncio de Jesucristo y de su Reino: una “nueva evangelización” y una “inculturización” del mensaje salvífico.

La fe nos dice que la voz del Espíritu de Dios continúa viva, abriéndose paso a través de  nuevos tiempos y circunstancias, en nuevas culturas y nuevas mentalidades. Y, por medio del magisterio de la Iglesia, surgen cambios, adaptaciones y revigorizaciones de “métodos  y expresiones”. ¿Será esta convicción aplicable al MCC? . ¿No sería lógico y hasta necesario que el carisma infundido por el Espíritu en las personas e Instituciones en 1940 ó 1950, fuese valientemente revisado y repensado?, no para ser alterado o reinventado, sino que, basado en la inspiración del mismo Espíritu Santo, debidamente aplicada, hacer frente a los desafíos de la post-modernidad a la misión evangelizadora de la Iglesia y del MCC?   ¿No sería prudente, teniendo siempre firme la identidad del MCC, tomar en cuenta los nuevos tiempos y las nuevas exigencias de una Nueva Evangelización, como le pide a toda la Iglesia el Papa Juan Pablo II?

Confiado en la fuerza de la Gracia de Dios y en la inspiración de su Divino Espíritu, les dejo estas interrogantes, seguro de que hay que ayudar a profundizar nuestras reflexiones y nuestras decisiones.

Mis saludos fraternales a todos, haciendo votos por que tengan una santa Navidad y un feliz y próspero año 2003. De un servidor y hermano en Cristo Jesús.

 

Pe. José Gilberto Beraldo,
Assessor Eclesiástico

 

Demora:  Iniciamos pidiendo disculpas por la tardanza. De hecho esta segunda carta mensual debería de haberla recibido en septiembre último. Pero a diveras y numerosas actividades del OMCC en los que estuve comprometido, retardaron el envío. Suplicamos hermanos su comprensión y les aseguramos que vamos a esforzarnos por hacer llegar a ustedes, cada mes nuestra palabra de estímulo y confianza.

Encuentro extra-oficial: Durante la celebración del VII Encuentro Nacional del MCC de Brasil, al celebrarse los 40 años del MCC en el país, se realizó la toma oficial del OMCC, con la presencia de inumerables invitados de los Grupos Internacionales, así como del anterior Comité Ejecutivo del OMCC. Se aprovechó la ocasión para una Reunión informal entre los asistentes, con vistas a futuras actividades del OMCC. Estuvieron presentes hermanos del GLCC y del GAP, además de representantes de distintos Secretariados Nacionales como: Argentina, Colombia, España, República Dominicana y Paraguay.

Primer Encuentro ordinario:  Está programado para junio del 2003, en Barranquilla Colombia, el Primer Encuentro Ordinario del OMCC. Los Grupos  Internacionales están siendo convocados y, oportunamente, se dará a conocer la pauta de los asuntos que serán tratados.  

Contribuciones para el OMCC:  Por el momento, nos es conveniente mantener la misma cuenta de Alemania {hasta nuevo aviso}, por lo que solicitamos a los Grupos Internacionales realicen el pago correspondiente a  sus contribuciones a la siguiente cuenta bancaria: Volksbanc Raiffeisenbank, Landshut; cuenta en nombre de Franziska Ruppert W/OMCC; cuenta número 41588010; código del banco BLZ: 743 900 00; código para depósito internacional: GENODEF 1 LH 1.

Actualización del Directorio: Algunas cartas enviadas a la dirección de los Secretariados Nacionales nos fueron devueltas por el servicio postal. Suplicamos a los Grupos Internacionales que den respuesta a nuestra carta #008, fechada el 18 de mayo en la cual solicitamos la actualización de: direcciones y datos de los Grupos Internacionales y de cada uno de los Secretariados Nacionales. Agradecemos su apoyo al respecto.

Boletín del OMCC: Planeamos editar en este año el primer ejemplar del Boletín del OMCC a cargo del nuevo Comité Ejecutivo. Solicitamos a los Secretariados Nacionales que nos envíen  noticias que deseen publicar y hacer del conocimiento a todo el mundo

Eventos internacionales: El OMCC participó recientemente en dos importantes acontecimientos internacionales: el 16º Encuentro del Grupo Asia-Pacifico celebrado  en Sydney, Australia y  la XXVª Asamblea y 6ª Ultreya Nacionales en Chile. En ambos el OMCC tuvo la oportunidad de ver como nuestro Movimiento se hace presente en las diferentes realidades adoptando el rostro de las diversas culturas.

Derechos de autor:  Recordamos a los Grupos Internacionales y a los Secretariados Nacionales que publican traducciones del libro IDEAS FUNDAMENTALES DEL MCC, la necesidad de reintegrar al OMCC el porcentage correspondiente a los derechos de autor, conforme el Art. Nº 22 del Capítulo VIII del Estatuto del OMCC.


 

Rua Domingos de Morais, n. 1334, cj 007, Vila Mariana - 04010-200 Sao Paulo - SP - Brasil
Tel/Fax: 55 11 5571-709 - E-mail: mcc-brasil@uol.com.br - Internet: www.orgmcc.org